«Reconstruyamos con Justicia»

 

Comunicado de prensa:

Reconstruyamos con Justicia

Alianza de la sociedad civil pide la transformación de la economía y el sistema de comercio en favor de una recuperación justa y sostenible


El viernes 25 de septiembre se celebran varios eventos importantes: el segundo aniversario de la publicación de la Carta Internacional de Comercio Justo, el quinto aniversario de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; y el Día Mundial de la Acción Climática de Fridays for Future.
Al destacar los acontecimientos de este año, está claro que el panorama es sombrío. El Covid-19, que es en sí mismo un resultado de la destrucción de la naturaleza por parte de la humanidad, ha intensificado las desigualdades existentes. Las más afectadas han sido las personas más vulnerables, incluidos los pequeños productores y productoras, trabajadores y trabajadoras del Sur Global.
Pero no tiene por qué ser así.
Una amplia alianza de organizaciones de la sociedad civil, en consulta con socios internacionales y organizaciones de productores/productoras de toda Europa, América, Asia y África, se han unido para exigir la transformación de la economía y el sistema comercial mediante políticas de recuperación de Covid-19 justas y sostenibles. Entre los firmantes de la declaración figuran: World Fair Trade Organization (WFTO), Fairtrade, RIPESS, CIDSE, Act Alliance EU, IFOMA Organics, Economía Social Europea, Alianza para la Economía del Bienestar, La Alianza Cooperativa Internacional (ACI), con el apoyo de la Oficina de Incidencia de Comercio Justo (FTAO)*

Comentarios de los firmantes sobre la publicación de la declaración
Roopa Mehta, presidente de WFTO:
En los valores y prácticas del comercio justo se encuentra el potencial de transformar nuestras estructuras y sistemas socioeconómicos. El Comercio Justo aborda los problemas mundiales actuales de las desigualdades, la discriminación, la pobreza y el cambio climático. Las empresas de Comercio Justo, miembros de WFTO, han demostrado su impacto en la creación de medios de vida sostenibles y en el cambio social. Estas empresas ponen a las personas y el planeta ante las ganancias. Ahora es el momento, a medida que las economías se recuperan y se comprometen a «reconstruir mejor», de que la comunidad del Comercio Justo se reúna y hable con una voz fuerte y común. Para que hagamos un llamado a nuestros gobiernos, a los encargados de formular políticas y a otros actores influyentes para que reconozcan el modelo comercial del Comercio Justo como el más transformador y adecuado para nuestros tiempos
Darío Soto Abril, Director Ejecutivo de Fairtrade International:
«La pandemia de COVID ha puesto claramente de manifiesto las desigualdades de la economía mundial: unas pocas empresas han obtenido enormes beneficios, la persona promedio está sufriendo y las personas más vulnerables están perdiendo sus medios de vida e incluso sus vidas. Ha llegado el momento de que los gobiernos y las empresas construyan economías inclusivas que den prioridad a los derechos humanos, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente. Debemos poner nuestra voluntad colectiva en la normalización de la justicia social transformando los mercados para que sean más justos y sostenibles, incluyendo los/as que producen los alimentos del mundo».
Josianne Gauthier, Secretaria General de la CIDSE:
“En nuestra recuperación debemos modelar las prioridades económicas en torno al bienestar y a un medio ambiente sano, siguiendo los principios de solidaridad y justicia social en lugar de la búsqueda del crecimiento económico. No puede haber una economía saludable en un planeta enfermo”.
Floris Faber, Director de Act Alliance EU:
«La pandemia COVID-19 ha puesto al descubierto la vulnerabilidad de nuestro mundo y sistema económico. Necesitamos reconstruir con el objetivo de la igualdad y la justicia para todos y asegurarnos de que nadie se quede atrás”.
Juan Antonio Pedreño, Presidente de la Economía Social Europea:
«Vivimos en medio de una crisis sanitaria, económica y social, en esta situación, necesitamos unirnos, construir alianzas y cuidar de los nuestros. Juntos, a través de instrumentos como los modelos empresariales y asociativos de la economía social, podemos protegernos mutuamente, reforzar nuestros lazos de solidaridad y reconstruir mejor nuestras sociedades y economías». Asegurarnos de que nuestras economías funcionen para las personas y el planeta. Necesitamos esperanzas, pero la esperanza siempre estará dentro de nosotros, asegurémonos de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible no sean una promesa vacía, construyamos un mañana mejor».
Michael Weatherhead de la Alianza para la Economía del Bienestar:
«Este llamado a un rediseño de la forma en que el gobierno trabaja y apoya a las empresas es oportuno y necesario. Este momento ofrece una oportunidad para que el gobierno apoye a las empresas para que sean un socio clave en la reducción de las desigualdades, en la lucha contra la emergencia climática y en la dignificación de millones de personas».
C.K. Ganguly (Bablu), Director Ejecutivo de Timbaktu Collective, Miembro del Consejo de IFOAM – Organics International
» Hoy en día vivimos en un mundo de consumo y desigualdad, un mundo donde los verdaderos productores, especialmente los pequeños productores, pequeñas productoras, trabajadoras y trabajadores, han sido relegados/as a los límites marginales. A lo largo de los años, las organizaciones de agricultura orgánica y de comercio justo se han unido en varias ocasiones para asegurar que las voces y las preocupaciones de estos pueblos marginados sean escuchadas, especialmente en los diálogos públicos y de políticas. También es nuestra responsabilidad colectiva, como ciudadanos de este planeta tierra, permitir que se mantengan los medios de vida de estos pueblos marginados y asegurar un futuro mejor para todos».
Jason Nardi, Delegado General de RIPESS Europa:
«Los líderes políticos, en la mayoría de los países, hacen hincapié en que la pandemia de COVID-19 es una situación temporal; que una vez que se haya extendido la vacuna, la vida volverá a la normalidad, y que la actual globalización traerá la prosperidad a todos. Todos sabemos que esto es falso. De hecho, las consecuencias de la «recuperación económica» mundial están afectando significativamente a muchas crisis sistémicas ya existentes, como el cambio climático, la falta de democracia participativa, la pérdida de referencias sociales y empleos, las inseguridades financieras y económicas y la deuda.
Tenemos una oportunidad única de reconstruir mejor con una recuperación basada en políticas públicas justas que estén ancladas en los valores y principios de la Economía Social y Solidaria (ESS) y el Comercio Justo, cuidando de las personas y el medio ambiente, los productores/productoras y los usuarios, los trabajadores/trabajadoras y las comunidades locales, desde las prácticas cotidianas en pequeña escala hasta las soluciones globales en red construidas en torno a nuestros objetivos compartidos».
Bruno Roelants, Director-General de ACI:
» Al celebrar dos años de la Carta Internacional de Comercio Justo, queremos reiterar nuestro compromiso de construir economías más justas y sostenibles para todos, junto con el movimiento de Comercio Justo. Es hora de reaccionar colectivamente ante los desafíos de nuestros tiempos y de remodelar los ecosistemas empresariales para que funcionen en pro del bienestar de las personas y del planeta».

Notas para el editor

WFTO es la comunidad global y la verificadora de las empresas sociales que practican plenamente el Comercio Justo.
Fairtrade cambia la forma en que funciona el comercio mediante mejores precios, condiciones de trabajo decentes y un trato más justo para los agricultores/agricultoras y los trabajadores/trabajadoras de los países en desarrollo.
CIDSE (Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Solidaridad) es una familia internacional de organizaciones católicas de justicia social que trabajan por un cambio transformador para acabar con la pobreza y las desigualdades, desafiando la injusticia sistémica, la desigualdad, la destrucción de la naturaleza y promoviendo alternativas justas y ambientalmente sostenibles.
Act Alliance EU es una red de 13 organismos humanitarios y de desarrollo con sede en las iglesias europeas cuyo propósito es influir en la política y la práctica de la Unión Europea en lo que respecta a las políticas de desarrollo y ayuda humanitaria y cuestiones conexas, a fin de proporcionar beneficios sostenibles y mejoras en la vida de las personas afectadas por la pobreza y la injusticia en todo el mundo.
RIPESS es una red mundial de redes continentales comprometidas con la promoción de la Economía Social y Solidaria.
IFOAM Organics es una organización basada en sus miembros que trabaja para llevar la verdadera sostenibilidad a la agricultura en todo el mundo.
Alianza para la Economía del Bienestar es una colaboración de organizaciones, alianzas, movimientos e individuos que trabajan por una economía de bienestar, proporcionando bienestar humano y ecológico.
La Economía Social Europea es la voz de 2,8 millones de empresas y organizaciones de la Economía Social en Europa. Son el punto de referencia de la economía social a nivel europeo.
La Oficina de Incidencia del Comercio Justo habla en nombre del Movimiento de Comercio Justo y la Justicia Comercial con el objetivo de mejorar los medios de vida de los productores, productoras, trabajadores y trabajadoras marginados/as del Sur. Es una iniciativa conjunta de Fairtrade International y World Fair Trade Organization.
La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) une, representa y sirve a las cooperativas de todo el mundo.

Contacto para la Prensa: Sergi Corbalán (corbalan@fairtrade-advocacy.org)

La declaraciòn «Reconstruyamos con Justicia» disponible para descarga, en varios idiomas: http://bit.ly/buildfair

Firmantes