Aceite de castaña y albahaca

Consumir una cucharada de aceite de castaña por las mañanas es una buena práctica para comenzar la jornada diaria con energía. Por su riqueza en selenio y magnesio ayuda a combatir la anemia, la tuberculosis y el beriberi. Contiene abundantes ácidos grasos esenciales, proteínas, lípidos y vitaminas que lo convierten en una excelente fuente nutricional. El toque de albahaca actúa como un eficaz digestivo. Se puede usar para condimentar pastas, ensaladas y sándwiches o para preparar toda clase de aliños y salsas como la salsa pesto.


Translate »